0

Daños por el incendio de un vehículo estacionado

Los daños ocasionados a terceros están cubiertos por el seguro obligatorio

incendio vehículo

El seguro obligatorio de vehículos cubre los daños realizados con motivo de la circulación, tanto a personas como a bienes. ¿ Qué ocurrirá en los casos en que un vehículo estacionado y por tanto que no circula, causa daños a otros vehículos o bienes?, ¿ estarán cubiertos los daños por el seguro obligatorio?

La jurisprudencia se encuentra dividida, aunque predominan los juzgados y tribunales que  consideran que aunque el vehículo no esté circulando, cuando se ocasionen daños por el incendio de un vehículo estacionado estarían comprendidos dentro del ámbito del seguro obligatorio.

Esta corriente mayoritaria sostiene que el estacionamiento constituye un hecho típico de la circulación y si se causaran daños aunque este aparcado o detenido genera responsabilidad civil.

Entre los casos más habituales de daños ocasionados cuando el vehículo no está circulando  se encuentra el incendio de los vehículos  estacionados que como todos sabemos por la prensa, cuando ocurren estos hechos, suelen provocar a su vez daños en otros automóviles cercanos o en bienes (viviendas, mobiliario público,…).

En los casos de incendio del vehículo estacionado, se considera con independencia del tiempo que lleve aparcado, que se trata de un siniestro derivado de un hecho de la circulación, por lo que el seguro obligatorio vendrá obligado a cubrir los daños a terceros.

Si el incendio del vehículo se produce como consecuencia de un acto necesario para poder iniciar la circulación, como por ejemplo al intentar arrancar el vehículo, es claro que es un acto propio de la circulación, ya que sin arrancar el coche no hay circulación, por lo que los daños causados a terceros estarían igualmente sujetos a la cobertura del seguro obligatorio.

Algunos autores y jurisprudencia, aunque en menor medida, opinan que el estacionamiento correcto del vehículo pone fin a la circulación y cualquier riesgo que dimane con posterioridad del vehículo, como objeto que puede causar daños a terceros, constituiría una responsabilidad civil ordinaria que no estaría cubierto por el seguro obligatorio de automóviles, sin perjuicio claro está, de su cobertura por una póliza de responsabilidad civil general.

Para este último sector,  la regla consistiría en atribuir la responsabilidad derivada del seguro obligatorio de automóviles a las situaciones en las que se produce unos daños a terceros cuando el vehículo se encuentra en movimiento o en acciones propias de la conducción, de modo que cuando el automóvil se encuentra debidamente estacionado de forma permanente o bien cuando está siendo utilizado de forma distinta (ejemplo: personas que lo usan para dormir y vivir en su interior) a la que resulta para la finalidad propia del vehículo, no nos hallamos ante un hecho de la circulación.

Al no tratarse de “hechos de la circulación” estarian excluidos del ámbito de aplicación del seguro obligatorio de responsabilidad civil, no pudiendo reclamarse los daños personales o materiales causados a terceros a las compañía aseguradora del vehículo siniestrado, debiendo reclamarse al titular del vehículo.

Filed in: NOTICIAS, Trafico Tags: , , , , , , , ,

Recent Posts

Leave a Reply

Submit Comment

© 2017 Abogado por Telefono. All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
Proudly designed by Theme Junkie.