0

Derechos hereditarios del cónyuge separado de hecho

El cónyuge separado de hecho no tendrá derechos en la herencia de su consorte.

Derechos hereditarios del cónyuge separado de hechoEl art. 834 del Código Civil establece los siguientes términos:El cónyuge que al morir su consorte no se hallase separado de éste judicialmente o de hecho, si concurre a la herencia con hijos o descendientes, tendrá derecho al usufructo del tercio destinado a mejora.”

Por su parte, el art. 945 del citado texto legal, tiene la siguiente redacción: No tendrá lugar el llamamiento a que se refiere el artículo anterior si el cónyuge estuviere separado judicialmente o de hecho.”

De estos dos preceptos se extraen tres conclusiones sobre los derechos hereditarios del cónyuge separado de hecho:

1ª.- El cónyuge separado de hecho no tendrá derechos en la herencia de su consorte, salvo, claro está, los que libremente hubiera dispuesto a su favor el premuerto por vía testamentaria. Del art. 945 se infiere que el cónyuge separado no será llamado a la herencia intestada de su consorte, por lo que no tendrá exigir su legítima, tanto en el caso de que su consorte hubiera otorgado testamento, como en el supuesto de que deba abrirse la sucesión intestada.

2ª.- Carece de trascendencia que la separación de hecho sea imputable al cónyuge fallecido o hubiera venido impuesta por éste. De esta forma, se supera definitivamente el sistema de culpabilidades anterior a la reforma de 1981.

3ª.-No es preciso que la separación de hecho entre los cónyuges conste fehacientemente al tiempo de la muerte, sino que esta situación puede ser acreditada a través de cualquiera de los medios de prueba admitidos en Derecho. 

Cuando no hay testamento y se tiene que realizar un acta de declaración de herederos, ¿Debe contener ese acta algún elemento que pruebe la existencia de la separación de hecho?, o ¿sólo bastará la manifestación de los herederos afirmando que se produjo la separación de hecho?

Consideramos que la respuesta puede estar en el art. 850 del Código Civil, cuando dice: “La prueba de ser cierta la causa de desheredación corresponderá a los herederos del testador si el desheredado la negare”. Por aplicación analógica de este precepto, para privar al cónyuge separado de los derechos hereditarios de su cónyuge, bastará que los herederos invoquen esta situación, y si aquél la negare, deberá ser probada en un procedimiento judicial por éstos.

 

Filed in: FAMILIA, HERENCIAS Tags: , , , , , , ,

Related Posts

Leave a Reply

Submit Comment

© 2017 Abogado por Telefono. All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
Proudly designed by Theme Junkie.