0

La desvinculación de un trastero o plaza de garaje

No se requerirá la unanimidad de la Junta de propietarios si la posibilidad de desvinculación figura expresamente en los Estatutos.

La desvinculación de un trastero o plaza de garajeLa desvinculación de un anejo inseparable, (habitualmente un trastero o plaza de garaje), es la separación como finca independiente de aquella a la que se haya vinculada como elemento principal (piso o local).

La desvinculación de los anejos (trastero o plazas de garaje) respecto de los elementos independientes a que están vinculados (pisos o locales) hace referencia a un cambio de régimen jurídico, más que a una modificación física de la configuración de la finca. Los anejos de un piso o local no son ni pueden considerarse ni tratarse como superficie de los mismos. Son un elemento vinculado estatutariamente a dichos pisos o locales, cuya disponibilidad requiere su desvinculación previa, algo distinto de la segregación o la división.

La desvinculación de los anejos, va a posibilitar la disposición del trastero o plaza de garaje, hasta entonces vinculados a la propiedad de un piso o local, a favor de personas que no sean titulares de ningún elemento independiente en el edificio, lo cual tiene gran importancia en las comunidades de propietarios.

La Dirección General de los Registros y del Notariado (DGRN) viene sosteniendo (aunque existe alguna resolución contraria), que para que proceda la desvinculación de un trastero o plaza de garaje que figure como anejo inseparable sin el consentimiento unánime de la Junta de propietarios, es requisito imprescindible que en los Estatutos de la Comunidad conste de forma expresa la posibilidad de desvinculación“.

Pero además de aparezca la posibilidad de “desvinculación”  para no necesitar el acuerdo unánime de la Comunidad, la DGRN viene exigiendo la obligación de que aparezca en los Estatutos la descripción de los trasteros o plazas de garaje que se configuran con anejos, con todos los requisitos necesarios para su posterior conversión en elementos privativos ( superficie y linderos), pues “la descripción de linderos y determinación de la superficie puede afectar a todos los elementos privativos o a los elementos comunes”. 

Es decir, para proceder a  la desvinculación de un trastero o plaza de garaje debe figurar en la división horizontal la descripción con su superficie y linderos, porque si solo se menciona el anejo (ejemplo: la vivienda xxxx tiene como anejo inseparable el trastero xxxx, señalado con el número xxxx, sin más) será necesaria la unanimidad de la Junta de propietarios.

Por lo que venimos diciendo, es evidente que si no constase la “desvinculación de un anejo” en los Estatutos, se necesitará el consentimiento unánime de todos los propietarios en los términos que se señalan en el art. 17.1ª LPH en relación con el art. 12 LPH. Esta unanimidad entraña en la práctica grandes dificultades, ya que en las Comunidades de propietarios el veto es fácil y recurrente, pudiendo la actitud de uno sólo de los comuneros imponerse sobre el resto. En estos casos habría que estudiar alguna acción judicial por abuso de derecho contra el propietario que se negase.

Filed in: Comunidad de Propietarios, NOTICIAS Tags: , , , , , , , , , , ,

Recent Posts

Leave a Reply

Submit Comment

© 2019 Abogado por Telefono. All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
Proudly designed by Theme Junkie.