0

La división de la herencia

La división del patrimonio hereditario requiere la previa liquidación del régimen económico matrimonial.

La división de la herenciaCuando fallece una persona casada, antes de proceder a la división de la herencia es necesario que se proceda a la liquidación del régimen económico matrimonial, pues sólo de esta forma podrá conocerse qué bienes integran la herencia.

La liquidación de la sociedad de gananciales se configura, como un presupuesto previo de la partición hereditaria, dada la especial naturaleza jurídica de dicha sociedad, que la doctrina y la jurisprudencia califican de tipo “germánico”, en la que el derecho de los cónyuges afecta indeterminadamente al objeto, sin atribución de cuotas ni facultad de pedir la división material mientras dura la misma, de modo que, en la sociedad de gananciales, cada cónyuge no es dueño de una mitad de cada cosa o derecho, sino que ambos, conjuntamente, tienen la titularidad del patrimonio ganancial (activo y pasivo) que se repartirán entre sí (o, en su caso, con sus herederos) tras su disolución y liquidación (art. 1334 Código Civil).

Lógica conclusión de lo dicho es que hasta que se practique la liquidación de la sociedad de gananciales se desconoce qué bienes son adjudicados a uno u otro cónyuge, y en consecuencia, si le pertenecen o no con carácter exclusivo y, por tanto, si forman parte o no de su herencia.

El Tribunal Supremo viene sosteniendo en distintas sentencias que “como paso previo a la división de la herencia se requiere la determinación del caudal hereditario que se pretende partir, cuyo inventario es la primera actuación que cabe llevar a cabo en el procedimiento regulado en los arts. 782 y ss LEC, que no contempla la precedente liquidación del régimen económico matrimonial del causante.” (S. 30.03.06).

” constituye presupuesto o elemento esencial de la partición la determinación del patrimonio hereditario del causante, y para poder hacerlo es imprescindible la fijación del suyo y del cónyuge o herederos del mismo correspondientes a su parte de los bienes gananciales” (S. 17.10.02).

Aunque la liquidación del régimen económico le corresponde ejercitarla a cualquiera de los cónyuges (art. 808 LEC), cuando hubiese fallecido alguno, sus herederos pueden ejercitar dicha acción (solicitando la formación de inventario), o continuarla en caso de que muera durante su tramitación.

Los herederos de una persona fallecida son los titulares de las acciones (salvo las personalísimas) que le correspondían a su causante, por lo que estarían legitimados para suplantarlo en el proceso de liquidación del régimen económico-matrimonial.

Una vez liquidado el régimen económico matrimonial y comprobado qué bienes le pertenecen por este motivo, se podrá iniciar la división hereditaria de su patrimonio.

Filed in: HERENCIAS, NOTICIAS Tags: , , , , , , , , ,

Related Posts

Leave a Reply

Submit Comment

© 2017 Abogado por Telefono. All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
Proudly designed by Theme Junkie.