0

La solicitud de concurso de acreedores

Dependiendo de quién sea el que presente la solicitud de concurso, este será voluntario o necesario

derecho concursal

El concurso de acreedores nunca se inicia de oficio,  siempre se hará a instancia de parte legítima. Es decir, el Juez no puede iniciar un procedimiento concursal ni adoptar medidas cautelares con relación a los bienes del concursado si no ha sido solicitado por el deudor o un acreedor (u otras personas que permite la ley concursal.

 Si la solicitud la presenta el propio deudor se llama el concurso se llama concurso voluntario. Si en cambio la solicitud la presenta un acreedor, o personas legitimada como socios, miembros integrantes de las personas jurídicas, herederos del fallecido, etc., se llamará concurso necesario.

 Las consecuencias de que el concurso sea voluntario (solicitado por el deudor) o necesario (solicitado por otras personas que no son el deudor) tiene importantes repercusiones, tanto en la esfera procesal como sustantiva. Las repercusiones procesales más importes serian que el concurso solicitado por el deudor (voluntario) se declara de inmediato (siempre que reúna la documentación exigia legalmente), mientras que si lo hace otra persona distinta al deudor (acreedor o personas legitimada) y por tanto es necesario, se tienen que seguir una serie de trámites previos antes de declarar el concurso, por lo que se alarga un poco más en el tiempo.

Además, y también existen diferencias importantes que afectan al derecho sustantivo como por ejemplo que en el concurso voluntario el deudor se sitúa en mejor posición respecto de la administración de su actividad frente al necesario. Así en el concurso voluntario  el Juzgado interviene la administración y disposición del deudor sobre su patrimonio (es la limitación mínima) mientras que en el necesario se controla más la administración del deudor por el Juzgado suspendiendo las facultades patrimoniales del mismo (limitación máxima);

Tambien hay diferencia entre los 2 tipos de concursos en cuanto a las responsabilidades que se puedan derivar, siendo mas favorables en el voluntario que en el necesario,  por lo que siempre será más conveniente para los intereses del concursado que la solicitud de concurso de acreedores la realice él mismo a que la haga un acreedor.

 En los supuestos de que una persona o empresa haya solicitado el preconcurso (artículo 5 bis), aunque algún acreedor previamente haya solicitado el concurso necesario, el concurso será voluntario aunque siga tramitándose el necesario.

 Si se presentan varias solicitudes de concurso contra un mismo deudor en fechas distintas, debe estarse a la fecha de registro de cada solicitud, siendo el más antiguo el que tramite el procedimiento.

Filed in: CONCURSAL Tags: , , , , , , , ,

Related Posts

Leave a Reply

Submit Comment

© 2017 Abogado por Telefono. All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
Proudly designed by Theme Junkie.