0

Limitaciones sobre el deudor declarado en concurso

El concurso de acreedores limita el orden patrimonial y personal del deudor.

 concurso de acreedores

Cuando se declara el concurso de acreedores surgen efectos sobre la actividad del deudor (persona que ha sido declarada en concurso) tanto en su esfera patrimonial como personal, que serán mas restrictivos dependiendo si el concurso es voluntario (presentado por el deudor) o necesario (presentado por los acreedores).

Hay que decir, que desde que se declara a una persona o empresa en concurso, su actividad no se va a desarrollar como venía haciéndose antes de de dicha declaración. Se van a producir una serie de limitaciones de las facultades del deudor tanto en su aspecto patrimonial o empresarial como en el personal.

El primer efecto que tiene la declaración de concurso es la injerencia del Juez en la gestión de la empresa concursada. A partir del momento de la declaración, el Juez a través del administrador concursal (persona que elige como un auxiliar suyo), desembarca en la empresa y comienza a gestionarla en mayor o menor medida según los casos.

Estas limitaciones tienen efecto inmediato desde la fecha en la que se declare el concurso (auto de declaración) y permanecen hasta que se apruebe en su caso un convenio. Si no se alcanza convenio con los acreedores, y por tanto estamos en fase de liquidación de la empresa (disolución de la misma), el deudor queda necesariamente suspendido de sus facultades patrimoniales y los órganos de representación de la empresa son cesados.

Las limitaciones que impone la Ley concursal (Ley 22/2003 con las modificaciones introducidas por la Ley 38/2011) alcanzan a la totalidad del patrimonio del deudor, a todos los bienes y derechos que forman la masa activa. Sin embargo, el deudor continúa ejercitando, sin restricción alguna, todos los derechos que carezcan de trascendencia patrimonial, como los derechos personales ajenos al concurso (ejemplo: los referidos a su estado civil).

El deudor declarado en concurso tendrá una serie de limitaciones sobre su patrimonio que afectan a las facultades de administración o a las de disposición :

 a) facultades de administración:

– Deber de explotación y aumento de bienes.

– Deber de conservar y defender los bienes.

– percepción de frutos.

 b) facultades de disposición:

– no podrá realizar actos de disposición del patrimonio

– no puede vender o donar bienes.

– no puede permutar, traspasar o hipotecar o gravar bienes.

– no puede realizar actos o negocios que modifiquen derechos, etcétera.

El alcance de las limitaciones patrimoniales del deudor será diferente si el concurso es necesario o voluntario.

Filed in: CONCURSAL Tags: , , , , , ,

Recent Posts

Leave a Reply

Submit Comment

© 2017 Abogado por Telefono. All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
Proudly designed by Theme Junkie.