0

No prorrogar el contrato de arrendamiento

La voluntad de no prorrogar el contrato de arrendamiento debe de ser notificada con un mes de antelación

No prorrogar el contrato de arrendamientoSi llegada la fecha de vencimiento del contrato de arrendamiento, una vez transcurridos como mínimo cinco años de duración, ninguna de las partes notifica a la otra, al menos con un mes de antelación a aquella fecha, su voluntad de no renovarlo, el contrato se prorrogará obligatoriamente por plazos anuales hasta un máximo de tres años más, salvo que el arrendatario manifieste al arrendador con un mes de antelación a la fecha de terminación de cualquiera de las anualidades, su voluntad de no renovar el contrato.

La voluntad de no prorrogar el contrato de arrendamiento, cuando el arrendador no quiere que continúe el mismo, tiene carácter recepticio, de modo que no ha de tomarse en consideración para el cómputo del plazo (un mes de antelación a la fecha que termine) el dia en que la notificación se redacta o se le da curso, sino la fecha en que el arrendatario -destinatario- la recibe, que naturalmente ha de ser antes del mes en que aquél expire, salvo en los supuestos en que el arrendatario efectúa una actuación contraria a la esperada, tendente a impedir que llegue a su conocimiento el acto que se quiere notificar, como negarse a recibir la comunicación, no acudir a recogerla en la oficina de Correos cuando previamente fuere avisado al efecto, etc.

Si el proceder del arrendatario debe ser acorde a la buena fe, el ejercicio del derecho del arrendador a poner fin al contrato de arrendamiento debe ser diligente y realizado con la antelación suficiente par que llegue a conocimiento de aquél, como mínimo, antes de un mes de la fecha de vencimiento del contrato. Por ejemplo: Si el contrato de arrendamiento expira el 1 de junio de 2013, es obvio que una notificación al arrendatario posterior al dia 1 de mayo de 2013, no respeta el mes de preaviso que imperativamente establece el artículo 10 de la Ley de Arrendamientos Urbanos de 1994.

Realizada extemporáneamente la notificación de la voluntad del arrendador de no prorrogar el contrato de arrendamiento, éste queda prorrogado por un año más, conforme al citado artículo 10 de la LAU, y no procede la aplicación del artículo 1.566 del Código Civil (tácita reconducción), dado el alcance supletorio de este último en orden a la reglamentación de los contratos sujetos a la Ley de Arrendamientos Urbanos.

Filed in: ARRENDAMIENTOS, NOTICIAS Tags: , , , , , , , , , ,

Related Posts

Leave a Reply

Submit Comment

© 2019 Abogado por Telefono. All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
Proudly designed by Theme Junkie.