0

Nulidad de la donación de inmueble

Nulidad de la donación de inmueble disimulada bajo escritura pública de compraventa.

Nulidad de la donación de inmuebleLa doctrina jurisprudencial ha distinguido entre simulación absoluta y la relativa.

La simulación absoluta se caracteriza por un inexistente propósito de constituir un negocio, mientras que en la simulación relativa, el negocio aparente o simulado encubre otro real o disimulado.

Cuando se hace una donación revistiéndola bajo una aparente o simulada compraventa, la jurisprudencia considera que la nulidad de la escritura pública de compraventa impide que se considere válida la donación de inmuebles que se dice encubría.

Aunque se probase que hubo una ánimo de donar el inmueble por parte del donante y la aceptación por el donatario del desplazamiento patrimonial, lo evidente es que esos dos consentimientos no constan en la escritura pública de compraventa simulada.

El art. 633 del Código Civil exige para que sea válida la donación de inmueble, que se haga en escritura pública, expresándose en ella individualmente los bienes donados y donde conste expresamente los consentimientos del donante y el donatario.

Una escritura de compraventa totalmente simulada no cumple los requisitos del citado art. 633 Código Civil, pues el negocio disimulado de donación que se descubra no reúne para su validez y eficacia aquellos consentimientos.

La STS  de 5.05.08 declara que “la doctrina actual es contraria a admitir que bajo la apariencia y la forma de una compraventa pueda ampararse válidamente una donación, cuando, como es el caso de autos, de inmuebles se trata, y así, partiendo de la sentencia dictada por este Tribunal en un caso en que sólo se interesaba la nulidad de la compraventa por simulación y nada se pedía respecto de la donación encubierta, manifiesta con rotundidad que la nulidad de la escritura pública de compraventa impide que se considere válida la donación de inmuebles que se dice encubría.

La doctrina expuesta supone que, incluso de admitirse, que hubo ánimo de liberalidad y que la donación se perfeccionó con la aceptación del donatario, la donación sería inexistente por carecer de un requisito esencial cuál es la forma “ad solemnitatem” que impone el art. 633 del Código Civil, es decir que la donación ha de hacerse en escritura pública con todos los requisitos que exige dicho precepto.

Las donaciones de bienes inmuebles no tienen validez ni, por tanto, despliegan virtualidad transmisiva alguna del dominio de los bienes a que se refieren si no aparecen instrumentadas en escritura pública, exigencia de solemne y esencial formalidad que rige cualquiera que se la clase de donación -pura y simple, onerosa, remuneratoria-, siempre que se refiere a bienes raíces, pues el contrato de donación, sea puro y simple u oneroso o modal, no se rige por el principio de libertad de forma que consagra el art. 1.278 Código Civil, sino que tiene sus normas propias contenidas en el art. 633 Código Civil.

Filed in: HERENCIAS Tags: , , , , , , , , ,

Recent Posts

Leave a Reply

Submit Comment

© 2017 Abogado por Telefono. All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
Proudly designed by Theme Junkie.