0

Plazo del pago de la renta

El plazo del pago de la renta será el convenido en el contrato de arrendamiento y en su defecto en los primeros siete días de cada mes.

Plazo del pago de la rentaEn primer lugar el plazo del pago de la renta será aquel que conste convenido en el contrato de arrendamiento. Si no se hubiese pactado nada al respecto la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) dice que deberá pagarse dentro de los primeros siete días de cada mes.
          ¿La renta hay que pagarla al comienzo de cada mes o una vez ha vencido éste?, por decirlo más claro, si una persona alquila un piso en el mes de abril de 2013, ¿hay que pagar la renta en los primeros siete días de este mes o una vez cumplido, es decir, en el mes de mayo?
          LA RESPUESTAS,  es que la renta hay que pagarla por adelantado y se corresponde con el mes que se va a disfrutar.
La LAU, por otro lado, establece la posibilidad de pacto, pues esa obligación de los siete días de cada mes es para el caso de que no exista cláusula en sentido contrario. A tal efecto es perfectamente posible establecer que el pago será semanal, quincenal, cada dos meses, etc., los días primeros de semana, de la quincena, etc. Es una situación que pudiera ser aconsejable en arrendatarios cuyo sueldo o nómina se cobre en períodos distintos al mensual.
La Ley también establece que el arrendador no puede exigir el pago anticipado de más de una mensualidad de renta. Esto significa que en el supuesto de que se le exigiera al arrendatario como garantía del cumplimiento del contrato, el pago por anticipado de varios meses de renta, la cláusula sería nula, y permitiría al arrendatario pedir su devolución, incluso llegado el caso la compensación conforme el artículo 1196 del Código Civil.
Por otro lado, como el arrendador no está protegido, porque la LAU no lo considera necesario, será perfectamente válido cualquier convenio en sentido contrario, es decir, que la renta se abone a últimos de mes, con tres o seis meses de atraso, etc. Las cláusulas que beneficien al arrendatario son perfectamente posibles y válidas a todos los efectos.
La renta habrá de pagarse de la manera que se indique en el contrato de arrendamiento, mediante ingreso en la cuenta corriente o cartilla del arrendador, por transferencia, o por medio de recibo remitido por compensación bancaria, incluso por giro postal o telegráfico. En fin, cabe cualquier modalidad que permita obtener al arrendatario una acreditación de pago.
Es aconsejable indicar en el contrato, además de la forma de pago específica, con datos añadidos de número de cuenta o cartilla, etc., que la fórmula podrá modificarse a instancia del arrendador, con simple notificación al arrendatario, pues eso permitirá rectificar en cualquier momento en interés del primero y con obligación de aceptar por el arrendatario.
Si por cualquier circunstancia el arrendatario se ve en la imposibilidad de hacer el pago en el plazo y forma convenidos, ya sea porque la cuenta o cartilla bancaria está cancelada, porque le son rechazados o no se encuentra al destinatario del giro postal, o bien porque el arrendador no pasa el cobro al domicilio o por compensación bancaria, el arrendatario necesita una clara justificación de esta imposibilidad deberá llevar a cabo la consignación judicial prevista en el art. 1176 y siguientes del Código Civil, sobre todo para poder acreditar la intención del pago.
Filed in: ARRENDAMIENTOS Tags: , , , , , , , , , ,

Related Posts

Leave a Reply

Submit Comment

© 3909 Abogado por Telefono. All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
Proudly designed by Theme Junkie.