0

Repercusión del IBI en el contrato de arrendamiento

La repercusión del IBI en el contrato de arrendamiento dependerá de la fecha del contrato de alquiler.

Repercusión del IBI en el contrato de arrendamientoSegún la fecha del contrato de arrendamiento, nos podemos encontrar TRES SITUACIONES:

1.- Contratos de arrendamiento celebrados con anterioridad  al 9 de mayo de 1985. El arrendador podrá exigir del arrendatario el total importe de la cuota del IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles) que le corresponda al inmueble arrendado, independientemente de si consta tal posibilidad o no en el contrato. Por tanto, aunque en el contrato no figure que el dueño de la vivienda repercutirá dicho impuesto, el arrendador puede exigir que lo pague el inquilino. (Esta repercusión del IBI se establece en la Disposición Transitoria Segunda, apartado 10.2 de la Ley de Arrendamientos Urbanos 29/94).

2.- Contratos de arrendamiento posteriores al 9 de mayo de 1985 y anteriores al 1 de enero de 1995. Sólo cabe la repercusión del IBI a cargo del arrendatario, si así está pactado en el contrato. El arrendador no podrá reclamar este impuesto al inquilino, si no lo acordó expresamente en el contrato.

3.- Contratos de arrendamiento posteriores al 1 de enero de 1995. El arrendador podrá repercutir al arrendatario el pago del IBI si se pactó en el contrato de arrendamiento, por lo que si en el contrato no se dice nada, no cabe que se le exija al inquilino. A estos últimos contratos se le aplica la vigente Ley de arrendamientos urbanos (Ley 29/94), en cuyo art. 20 se dispone:

” Las partes podrán pactar que los gastos generales para el adecuado sostenimiento del inmueble, sus servicios, tributos, cargas y responsabilidades que no sean susceptibles de individualización y que correspondan a la vivienda arrendada o a sus accesorios, sean a cargo del arrendatario”.

Para la validez del pacto por el que se pueda proceder a la repercusión del IBI en el contrato de arrendamiento, la ley exige que “deberá constar por escrito“.

La falta de pago del IBI, en aquellos supuestos en los que el arrendador pueda repercutirlo al arrendatario y éste se negare a su abono, puede dar lugar a la resolución del contrato de arrendamiento. El arrendador podrá acudir al procedimiento de desahucio, ya que el art. 250.1º de la LEC establece esta acción para el caso de impago de la renta y “cantidades debidas“, esto es, cualquier otra a la que esté obligado el arrendatario por el contrato de alquiler de vivienda o local.

Filed in: ARRENDAMIENTOS, FISCAL Tags: , , , , , , , , ,

Related Posts

Leave a Reply

Submit Comment

© 2019 Abogado por Telefono. All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
Proudly designed by Theme Junkie.