0

Repercutir derramas extraordinarias de la Comunidad al arrendatario

Las derramas extraordinarias de la Comunidad no pueden repercutirse en el arrendatario si no existe un pacto expreso en el contrato.

Repercuitr derramas extraordinarias de la Comunidad al arrendatarioCuando en un contrato de arrendamiento se ha pactado de forma genérica que serán de cuenta del inquilino los gastos de comunidad, ¿puede el arrendador repercutir las derramas extraordinarias de la Comunidad de Propietarios?

Lo primero que hay que hacer es interpretar el contrtato conforme a las reglas generales de interpretación. Sobre esta cuestión es doctrina jurisprudencial consolidada  la de que las reglas interpretativas contenidas en los artículos 1.281 a 1.289 del ódigo Civil constituyen un conjunto complementario y subordinado en el que tiene rango preferencial y prioritario la interpretación literal (lo que conste escrito en dicha cláusula), de tal manera que si la claridad de los términos del contrato no deja dudas sobre la intención de los contratantes no procede que entren en juego el resto de los criterios de interpretación.

Dicho lo anterior,  hay que partir de las siguientes consideraciones:

– El deber de contribución del comunero, propietario del bien privativo (art. 9.1.E LPH ) al sostenimiento de los gastos comunes del inmueble; la LHP tanto se refiere, a gastos generales, como a los que lo son para el adecuado sostenimiento del inmueble, sus servicios, cargas y responsabilidades (art. 9.1.E. LPH ), y a los derivados de las obras de conservación, de modo que reúna las debidas condiciones estructurales, de estanqueidad y habitabilidad (Art 10.1 y 4 LPH ), como a las derramas para el pago de mejoras o innovaciones (art. 11 LPH ) e incluso distingue expresamente entre obras ordinarias y extraordinarias.

La doctrina jurisprudencial usa del término gastos ordinarios por oposición a los extraordinarios en razón a su periodicidad y/o cuantía.

Por tanto, y en consecuencia, no puede admitirse, sin más, que el término genércio «gastos de comunidad« deba de reputarse como lo suficientemente diáfano como para entender integrado en él todo tipo de gastos y por cualquier causa siempre que fuesen aprobados por la Comunidad, ni menos que el pacto que precede a su repercusión sobre el arrendatario relativo a los de sostenimiento del inmueble sea suficiente para entender comprendido en él tanto los derivados de obras ordinarias como extraordinarias, de simple sostenimiento o reparación como de conservación, rehabilitación y aún de mejora o innovación.

Dicho lo cual, si el objeto del contrato es el arrendamiento de una vivienda o local y es de cuenta del arrendador, entre otras obligaciones, la conservación del bien arrendado (art. 21 y 30 L.A.U ) y del arrendatario, el pago de la renta o precio por su uso y disfrute, aunque se pueda convenir que el pago de los gastos de la comunidad de propietarios se repercuta al arrendatario, lo más consecuente con el objeto del contrato de arriendo es una interpretación que restrinja el gasto comunitario repercutible a aquél vinculado a los servicios y elementos comunes del inmueble, cuyo uso viene, a su vez, vinculado al disfrute del elemento privativo y su sostenimiento periódico y habitual, y que no es otro que el comúnmente identificado como gasto ordinario, sin que puedan reprectutirse las derramas extraordinarias de la Comunidad.

En CONCLUSION: No se puede repercutir derramas extraordinarias de la Comunidad al arrendatario si no existe un pacto expreso en el contrato.

Filed in: ARRENDAMIENTOS, Comunidad de Propietarios Tags: , , , , , , ,

Recent Posts

Leave a Reply

Submit Comment

© 2019 Abogado por Telefono. All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
Proudly designed by Theme Junkie.