0

Suspensión de una condena penal

Cabe la posibilidad de suspensión de una condena penal si se cumplen una serie de requisitos y el Juez la autoriza.

Suspensión de una condena penalCuando se dicta una sentencia penal y se condena a una pena de privación de libertad o lo que es lo mismo, a una pena de prisión, los Jueces tienen la potestad de acordar la suspensión de la entrada en prisión del condenado si este cumple una serie de requisitos.

Queremos dejar claro que la suspensión de la pena es una facultad del Juez, por lo que puede ocurrir (aunque en la práctica no suele ser lo habitual) que aunque se dieran los requisitos que más adelante expondremos, el Juez decidiera que tenemos que cumplir con la pena impuesta, aunque esa decisión sería motivo de un recurso ante la Audiencia Provincial competente.

          Los requisitos para la suspensión de una condena penal:

1.- La condena de prisión impuesta, o la suma de las impuestas en caso de que sean varias, no puede superar los DOS AÑOS.

2.- Que el condenado haya delinquido por PRIMERA VEZ. Si el condenado tuviera antecedentes penales, y estuvieran cancelados o fuesen cancelables pero no se han borrado, no se tendrán en cuenta, por lo que a los efectos de la suspensión es como si el reo ha delinquido por primera vez.

3.- Que se hayan pagado las indemnizaciones que se hayan fijado en la sentencia. En el supuesto de que el condenado no tenga dinero para pagar las indemnizaciones, para que se cumpla con este requisito se requiere que el Juzgado, después de oír a los perjudicados y al Ministerio Fiscal, declare la imposibilidad total o parcial de que se puedan abonar, es decir que lo declare insolvente.

Es recomendable cuando ya es firme la sentencia penal, que el condenado a través de su abogado presente un escrito de solicitud de suspensión de la condena motivando los requisitos anteriores, sobre todo el referente a la carencia de recursos económicos para hacer frente al pago de las indemnizaciones, que en la práctica es el requisito más polémico, porque los Jueces pretenden a toda costa que se les pague a los perjudicados o víctimas del delito.

Para probar esa insuficiencia de recursos económicos hay que acompañar todos aquellos documentos que acrediten esa falta de dinero para pagar las indemnizaciones, así como las cargas familiares o de otro tipo que tuviere el condenado y que le hacen imposible cumplir con este requisito. No obstante, si existiera la posibilidad de abonar las indemnizaciones, aunque sea fraccionadamente en distintos plazos, es recomendable para que el Fiscal y en definitiva el Juzgado no se oponga a la concesión del beneficio de suspensión de la condena.

          Plazo de la suspensión de una condena penal:

Cumplidos los requisitos anteriores, lo habitual será que el Juez acuerde la suspensión de la condena de privación de libertad y por tanto que el penado no tenga que ingresar en prisión. El tiempo por el que el Juzgado le va a suspender la condena, según la ley, será de DOS a CINCO AÑOS. También será a criterio del Juez, imponer un plazo u otro, dependerá del delito, circunstancias personales del delincuente, duración de la pena, etc.,  aunque es frecuente que la suspensión sea entre dos y tres años.

Es muy IMPORTANTE saber que durante ese plazo de suspensión de la condena, NO PODEMOS COMETER NINGUN OTRO DELITO, puesto que si así lo hiciéramos, nos van a dejar sin efecto la suspensión y tendríamos que cumplir la pena de prisión que nos impusieron y que quedó suspendida, más la pena que nos haya recaído por este segundo delito.

Filed in: PENAL Tags: , , , , , , , , , , , , ,

Related Posts

Leave a Reply

Submit Comment

© 2017 Abogado por Telefono. All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
Proudly designed by Theme Junkie.